Mea culpa, mea culpa, mea máxima culpa (autoevaluación)

Pues esta es la última vez que escribo desde este blog para los websoc-fieles, así que procuraré esmerarme:

El anterior post fue sobre las herramientas, y en este, sobre mi propia actuación en la asignatura. Debo decir que la asignatura no me ha decepcionado, tenía interés en conocer qué se cocía, siendo completamente consciente de mis propias reticencias con el medio websoc:  no me gusta colgar fotos, procuro (salvo si facebook me sabotea) separar mucho mi perfil profesional del personal y me considero bastante torpe con las TIC, aunque las uso en el trabajo y en casa… Y veo que a veces me luce más que a otra gente que conozco. Pero bueno, un profesional de la información debe saber para orientar y todo eso.

Ya he reflexionado en otro post sobre el “descoloque” que me ha producido tener que entrar mediante mi perfil personal en facebook, y quizá eso ha producido que mi página “profesional”  (ese bibliotecario barbado hecho de libros) haya sido un poco demasiado errática. Tony mencionó alguna vez que manteníamos las páginas en estas redes de modo “poco” profesional y  debo darme el primer golpe de pecho porque en este caso no he enfocado un tema o algo que me resulte de interés. Tampoco ha resultado de interés para el resto, porque no he logrado más que 26 “admiradores”, así que no tengo estadísticas 😦 … Y eso que publiqué en twitter una llamada desesperada con copla racial incluida sin resultado. He hecho 20 entradas en “Ramírez…” y alguna más en Web Social.

También es verdad que muchas cosas que veía, las habían tuiteado o posteado antes los compañeros y no me parecía buena idea repetir algo ya divulgado, si acaso poner un comentario  (en el trabajo lo tenía todo “chapado”, de modo que sólo podía hacer cosas websoc cuando llegaba a casa. Ahora ha cambiado la situación… al final de curso 😉 ). Lo que me parecía más “social”, lo posteaba el pobrecito “Ramírez…”. Lo que veía más tecnológico, lo posteaba en la página de Web Social, aparte de la famosa foto de las websoc-cookies, claro.

Ah, y un punto más que decir. He tenido variados problemas con las apps, sólo he visto que me funcionara Klout, Spotify y G+. Con Poll me ha pasado algo que no he visto que mencionaran los compañeros: cada vez que intentaba incluir la app o manejarla, se quedaba “enganchado” y tenía que salirme no sólo de Facebook, sino cerrar el ordenador… Maravillas de la técnica 😦

Cambié la estrategia en Google +, y creé Musicofilia. Me ha sido complicado darle cancha al funcionamiento de la herramienta, no creo que le haya pillado el tranquillo. Con poco resultado de audiencia, también. Mis intereses deben de ser minoritarios y, realmente, ha sido difícil encontrar material para nutrir la página. Encontré algunas cosas, pero quería haber ampliado más a otras tradiciones (seguro que hay algo sobre música tradicional de China y Japón, pero no lo he encontrado). Sí, soy aficionada, mi primer trabajo fue en una tienda de discos de música clásica y también me he ocupado haciendo selección de fondos de música para bibliotecas públicas. Quizá se me note porque trufo los post con enlaces a youtube (en realidad, yo quisiera ser la gran, gran Bianca Castafiore y cantar esto). Han sido 17 entradas. He buscado que sean suficientemente interesantes, o al menos me lo parecen.

En cuanto a Twitter, teniendo en cuenta que yo no había tenido cuenta previa, me ha costado un poco hacerme, sobre todo porque las noticias interesantes que veía las tuiteaban los compañeros antes que yo (¡cachis!). Entonces lo que me quedaba era comentar los tuits de los compañeros y retuitear de los twitterati que había elegido. Debo decir que los que me han dado más juego han sido LaboBNF (Bibliothèque Nationale France), cosa que me esperaba y la BNB (Biblioteca Nacional de Brasil)… Y en premio a mis desvelos, ambos me han mencionado en distintas semanas, dándome las gracias 🙂 . Me ha decepcionado un poco la cuenta de la BL (British Library) y completamente la de la KB (Kungliga Biblioteket), que ha desaparecido de la faz del ciberespacio hace tiempo. En cuanto a estadísticas de uso, tengo 183 tuits, con 44 seguidores y 58 a los que sigo.

Y el wiki, ah, el wiki… Pues otro golpe de pecho más, he hecho no sé si poco o mucho, pero algo: siguiendo mi autoproclamado perfil de “clienta exigente”, he modificado entradas (incluyendo discusión, por si acaso), creado 3 ó 4 páginas… Más o menos he intervenido unas 15 veces, creo.  La mayoría me parecían tan tecnológicas que no entraba a comentar. Mi Modus operandi fue entrar al glosario y recorrer las entradas, a ver si podía añadir, luego en otras páginas… Es que soy muy metódica.

En este blog, mis numerillos son: 15 entradas, incluida esta, 37 comentarios y de ellos la persona que más ha comentado es Tony y luego Alexwebsoc. A todos gracias, porque me han ayudado mucho. Ah, otro golpe de pecho, no utilicé GetClicky; las estadísticas, un poco cutres quizá, son las del propio WordPress.

Y como metí como app Klout, según ellos, soy “networker”, ja ja, con 44,31. Ya dije que los perfiles de Klout me parecían de lo más esotéricos…

He intentado mirar los post de los compañeros y comentar. Ni idea de cuántos comentarios he hecho, si bien he vuelto a tener problemas al comentar en el blog de Irene Maseda, un desastre…

Gracias a los compañeros, los que me han acompañado, leído, comentado… y a los que no han hecho nada de eso. Realmente he aprendido mucho, he cumplido el objetivo que tenía con esta asignatura que era mejorar, adquirir y reflexionar sobre las herramientas websoc que podrían usarse en el entorno bibliotecario.

Y gracias a Tony y a Eva, porque están ahí, porque deberían hacerla asignatura cuatrimestral, que vamos echando el hígado… Ha sido a la que he dedicado más tiempo con diferencia (aunque no he llegado a soñar con ella), pero ha valido la pena.

Y un enlace más


Tócala otra vez Sam…

Pues sí, as time goes by, nosotros ya estamos en el tiempo de descuento de websoc y yo, apurando entre trabajos de otras asignaturas tengo que hacer mis revisiones, evaluaciones y propósitos de enmienda websoc…

Repaso mi entrada de las herramientas y me sorprendo, porque pensaba que no les había dado demasiada cancha… Me equivocaba.

Las herramientas que elegí fueron netvibes, slideshare y zotero.

Netvibes: me ha resuelto mucho el problemón de seguir a los websoc-fieles con sus post. Si mi angustia vital ha sido patente en algunos posts, no me quiero imaginar lo hubiera sido sin la herramienta. Al principio ordenaba por frecuencia de post, pero luego fueron tomando sus posiciones fijas (no iba a jugar al tetris con los blogs de los compañeros 😉 ). Me sirvió también para ir mirando los otros blogs profesionales que elegí (de eso he hablado algo, pero en el post de autoevaluación ya me explayaré a gusto) y también los tweets, aunque por su “relativo” retraso prefería ir directamente a Twitter.

Y claro, debo dar la razón a Tony y a Eva, cuando dicen eso de ser creativos en los títulos, porque se me iban los ojillos a los que tenían su punto. Y otros, directamente porque son compañeros que tienen cosas interesantes que decir. Los menos, por disciplina.

Con frecuencia luego iba a ver el post en su blog original, porque me resultaba más cómodo (a veces las imágenes pierden en el formato, y si quiero comentar algo, prefiero hacerlo en el propio post).

Zotero: realmente útil. Le he dado mucha cancha a lo largo de los dos meses que hemos tenido de asignatura y creo que seguiré con ella. Por ser un recurso abierto, por muchas funcionalidades (y eso que me faltan por explorar). Me he pasado gran parte de la bibliografía a la plataforma, aunque tengo otro gestor bibliográfico instalado en el ordenador. Realmente me ha convencido. Ya dije en el post de partida que había oído hablar de él hace tiempo, pero por algo de pereza no lo había usado.

Slideshare: Es el que menos he usado, pero no porque no me haya convencido, sino porque creo que es una herramienta más interesante para mostrar que para “ver” y yo no he colgado ninguna presentación. Se me hace un poco molesto el formato (no debería, pero una tiene fobias y filias incomprensibles). De todos modos, la dejaré en reposo por si alguna vez tengo que hacer algo y presentarlo al mundo mundial.

Con facebook… Creo que ya lo hemos dicho todo, a favor y en contra… Hace un par de días algún compañero retuiteaba un artículo que hablaba de si Facebook es para amiguetes y Google+ para profesionales. Vamos, lo que llevo diciendo desde el principio del curso, junto con otros compañeros.

Twitter Sigo impresionada por la capacidad de los compañeros por alimentar “al bicho” con un montón de noticias, interesantes las más. Otras, sobre todo dedicadas a aspectos de herramientas que no he usado, las dejaba pasar. Me temo que no he estado demasiado activa, fundamentalmente retuiteando cosas que me parecía interesante divulgar o comentando tuits de los compañeros. Pero me resulta difícil establecer una estrategia clara, como sí he hecho en Google+, no tanto en facebook. De esto hablaré en el post de autoevaluación, no os preocupéis.

Y wordpress… Ah. Debo confesar que me siento más cómoda con blogger, porque llevo más tiempo con él (aunque tengo mi blog personal abandonado a su suerte prácticamente desde que inicié el máster). Aparte del mal rollo de las estadísticas… Pero mi interés era trabajar con otra herramienta, comparar y hacerme una idea.

En fin. Paro por el momento, que hay que interactuar con el “medio websoc” de otra maneras 🙂


¿Una ramita de romero, “zeñoíto”? ¿Le digo la buenaventura?

Pues sí, en este mismo instante me debería colocar el pañuelo orlado de monedas, ofreceros una ramita de romero, y contaros lo que yo he visto de estas predicciones de 2011 y 2012 que nos han servido de lecturas.

Lo primero, constatar que en las predicciones del 2011 se mezclan aspectos políticos y económicos propios de España que no aparecen en el de 2012, que no está centrado en nuestra realidad. Cierto es que todos los “pitonisos” que se atreven a dar predicciones señalan (con razón) que en la política española no han sabido encontrarle el punto a la web social. Aunque yo le veo una salvedad, que es que sí se ha usado por algún partido de nueva creación, minoritario y con un intento de reproducir, a finales de 2011, todo el intenso movimiento que se ha producido desde el 15M y los movimientos populares en el Magreb y países árabes.

En general, algunas de las predicciones me parecen más bien previsiones, a corto y medio plazo, que se repiten en 2011 y en el 2012:

  • El definitivo paso a una web cada vez más móvil y en tiempo real.
  • El crecimiento de las apps.
  • El papel preponderante del usuario, convertido en cliente. Hay que escuchar al cliente, lo que dice en las redes.
  • El desarrollo de aplicaciones de social shopping y de geolocalización.
  • El monitoreo y anáisis de la web no sólo métrico- descriptivo, sino más complejo.
  • El desarrollo del marketing social en pequeñas y medianas empresas.

En 2011 me quedo con:

“Será el año del hagstag…”. Ha tenido razón, creo que twitter, en España, se ha convertido en la web social con más impacto.

“Julian Assange sufrirá un “accidente””. Pues también. Creo que el poder político tiene un montón de miedo a la forma de interactuar, a la velocidad y al potencial que la web social tiene para “levantar” a los ciudadanos. Y aun así, no es capaz de seguir el dicho de “si no puedes con el enemigo, únete a él”. Obama consiguió manejar bastante bien su primera campaña en esos términos, pero el resto de los políticos, no.Ya he mencionado un caso en las elecciones españolas, pero no es lo normal y en los partidos mayoritarios, menos aún.

“Los nuevos microsoft” sobre las crítica a las posiciones dominantes de los “grandes” FB y Google.

“Herramientas de monitorización en tiempo real”

“Necesidad de “filtros inteligentes” para maximizar el tiempo”

“La participación de los ciudadanos en el escenario político”.

“La consciencia global y generalizada acerca de la privacidad de nuestros datos”.

Y del 2012:

“Las redes sociales basadas en imagen como Pinterest o Instagram”

“El auge de Google + en competencia con twitter y Facebook”: esto ya lo hemos visto y seguirá.

“Adopción en masa de los códigos QR”

“Las empresas invertirán en contenidos de calidad”

“La creciente importancia de los especialistas en “social media” como elementos fundamentales en las empresas”

Y me atrevo a hacer mi propia predicción. Me temo que la entrada de Facebook en bolsa se saldará con un buen bache, pero no lo suficiente como para destruirle y que sea como la debacle de los ” .com”.

No veo claras, dentro de las predicciones, las referidas al auge de  Youtube y otras redes parecidas. Todavía Youtube es poco “social”, aunque pueda votarse y hacer comentarios.

Por otra parte, no veo en las predicciones muchas referencias a lo que sí creo que será el futuro, que se está produciendo en las distintas herramientas que tiene Google, que es su interacción, y que se está iniciando en herramientas como Twitalyzer, que incorpora datos y análisis de otras empresas con las que mantiene “relaciones amistosas” como Klout o Peer Index. Es el futuro del que se habla en el tema 6, la interacción de todas las “islas” de datos que se encuentran en la red, proporcionando mayor información, más analizada, más accesible quizás.


Las barricadas misteriosas

Este es el post prometido sobre el monitoreo, el que llega una semana tarde, el que es completamente insatisfactorio, el que me produce más dudas que respuestas.

Porque las barricadas no sé si han aparecido por mi propia incapacidad para encontrar elementos interesantes que buscar de entre aquellos que elegí hace unos meses. Me pareció una elección buena en su momento y luego me comencé a escamar, al ver que no publicaban nada desde el momento en que les “eché el ojo”.

Tampoco me parece interesante replicar los monitoreos que han hecho otros compañeros de la web de SEDIC. Vamos, que busqué cosas que me interesaban y que parecía que iban a dar juego y me he estampado.

La institución:

La Biblioteca Nacional de Suecia (Kungliga Biblioteket). La he elegido de entre los demás por una razón muy sencilla: la KB postea varios blogs y se mueve bastante (aunque lleve tiempo sin tuitear), lo que prometía más movimiento en el monitoreo de los blogs.

En Blogsearch salen como enlaces relacionados con “Kungliga Biblioteket” un total de 14.500 resultados. Decidí ampliarlo y lo traduje al inglés… Eureka! como “National Library of Sweden” aparecen 477.000 resultados… El sueco es un idioma minoritario 😉

En Social mention salen unos resultados bastante pobres, también: 0% de “fuerza”, 0:0 de “sentimiento”, 71% de “pasión” y 8% de “alcance”, para 97 resultados, con una media de 7 días por mención , con 24 autores. Ah, y ni positivos ni negativos, todos neutrales. Esto para la búsqueda en sueco.

Para la búsqueda en inglés varía un poco y parece más positiva: 1% de “fuerza”, 2:1 de “sentimiento”, 23% “pasión”, 20% de “alcance”, con 9 horas de media por mención, 80 autores y 121 menciones. 11 positivos, 6 negativos y 104 neutros.

Twytalizer me informa de que  tiene un impacto en los últimos 30 días de 0,3%, y es clasificado como “usuario habitual”, con un círculo de influencia pequeño pero gran potencial.  Tiene 239 seguidores, sigue a 33 usuarios de twitter, se encuentra en 11 listas, 6 retuiteados en la última semana,  un 25,1 por mil de retuiteados, 29,3 referencias por millar, un alcance potencial de 8.598 alcance efectivo de 85. No aparecen datos asociados a Peer Index.

Según los análisis de Klout tiene de un impacto de 24, amplificación yred de 4 y alcance verdadero de 42

Tweetstats se me ha bloqueado las veces que he intentado lanzar la búsqueda, bien indicando un error o presentando un tiempo de espera altísimo en la realización de la estadística.

No he conseguido encontrar información valiosa en techonrati.

En Gennio me ha salido como resultado 39.200 páginas, comenzando por la web propia de la KB y su versión inglesa.

El personaje:

Javier de Rivera, el sociólogo que escribe el blog “sociología y redes sociales” y en la revista Teknokultura. Sí, el otro día me confundí en la última frase de mi post anterior. Teniendo en cuenta que era muy probable encontrarme (como ha sido) con unos resultados pobres, decidí no sólo buscar por su persona, sino también por el blog y la revista.

En Blogsearch salen en principio 392 resultados pero… Hay otras personas con su mismo nombre y que firman como él, sobre todo un actor, así que no es un resultado fiable. Por el blog salen 59 resultados, mientras que por la revista aparecen 6.590 resultados.

En Social mention los resultados no se corresponden con la persona que buscamos, se refieren al actor. Si se busca por Teknokultura (no por el blog, que no da resultados tampoco) aparece: 0% de “fuerza”, 0:0 “sentimiento”, 50% “pasión” y un “alcance” del 2%. 6 meses de media por mención, 2 autores, 1 retweet y 4 resultados, todos neutrales.

Twytalizer arroja los siguientes datos sobre Javier de Rivera: 0,3 de impacto, 789 seguidores, sigue a 615, forma parte de 63 listas, 1 retuiteado, 1,3 retuits por mil, 6,3 referencias por mil, alcance potencial de 5.988, efectivo de 438. También está clasificado como un usuario con gran potencial, aunque con un círculo de influencia pequeño.

Los datos que ofrece Peer index dentro de las estadísticas de twytalizer son : un peer index de 29, índice de autoridad de 23, actividad 37; audiencia 50.

Los datos de Klout son: un impacto de 34, amplificación  6; red 10 y alcance 201.

Al igual que con la Biblioteca Nacional sueca, no he encontrado resultados aceptables en technorati.

En Gennio aparecen 621 referencias a Javier de Rivera, que parece que son relativas a esta persona, no a su homónimo.

En Tweetstats siempre que he intentado buscar las estadísticas de este autor me daba error, así que no sé si es que no permite determinadas grafías (la cuenta de twitter tiene un guión bajo) y hay que cambiarlas.

Me fastidia el problema de la homonimia, porque no tengo absoluta seguridad de que el personaje tenga esos resultados reales. También me escama el caso de que la aplicación Tweetstats me haya dado tantos problemas. No he visto reflejados en los post de otros compañeros estas dificultades.


… Que a la deriva me lleva…

Sí, llego a la conclusión de que Websoc me está llevando a la deriva.

Parece que, cuando los demás websoc-fieles han llegado a un punto de equilibrio zen en integrar todo, yo pierdo pie y comienzo no a mantenerme en la piscina (vid. sesión presencial del 18-5-2012), sino directamente me hundo con una piedra de molino atada al pie.

Cuando yo, por circunstancias personales estoy unos días desaparecida en combate de blog  (no de twitter ni de FB ni de G+), justo los compañeros se ponen como locos a postear y me agobio…

Y encima no he puesto mi post de monitoreo en la fecha límite acordada. Supongo que tendrá penalización y soy consciente.

Sí, mi lentitud hace que aunque me he leído los temas, las lecturas y lo demás, todavía no pille el punto para escribir algo coherente y más o menos creativo sobre la importancia de la imagen propia en la web.

Entiendo perfectamente la necesidad de tener una imagen consistente en la web, de la “importance of being Ernest” en el entorno de web social. Vale, lo tengo claro. Yo soy la primera que cuido más o menos de mi “imagen” en la web social, precisamente por mi rechazo a aparecer demasiado. Sí, si busco en google mi nombre las primeras páginas se dedican a mi actividad “académica” (algunos artículos escrito en colaboración), a mis oposiciones y a los enlaces a los compañeros websoc en Facebook.

Cuidado, no hay que confundir mi poca visibilidad en las redes sociales con la ocultación de datos. Es una estrategia consciente, aunque ahora veo por la asignatura que es la estrategia equivocada si quieres tener visibilidad. Lo malo es que yo no quiero ser visible… Digamos que me conformo con ser “analógicamente” famosa, esto es, reducida a un entorno abordable por un ser humano.

Es verdad que la ausencia de un contacto “real”  en la web obliga en cierto modo a extremar las medidas para certificar la identidad. Eso está junto a la noción de reputación digital, lo que en el contexto “analógico” se ha llamado fama desde tiempo immemorial. En el fondo no es tan distinto, pero la diferencia fundamental es que la capacidad de difusión de la información en la web es tan grande que no es tan fácil controlar la fama que se tiene como en otras épocas. El “patio de porteras” se ha amplificado a todo el mundo, ya no solo con chismorreos, sino con imagen y sonido incluidos.

Es evidente que el daño o el provecho de la exposición a la web social es más evidente en el caso de personas “conocidas”  o de empresas. El caso que hemos comentado sobre las amenazas a María Escario en twitter es palmario. O lo que aparecía hoy en la prensa, que una persona ha sido detenida por usar una fotografía de un antiguo amigo – desnudo- para crear un perfil de facebook sin su consentimiento.

No me extraña, por tanto, que se haga una estrategia de marketing con monitoreo para evitar críticas o para introducir productos. Para saber lo que dicen de tí, en resumidas cuentas.

En el caso de una biblioteca volcada a la web social como expone Alexwebsoc, cualquier mínimo problema puede repercutir en la percepción de la calidad del servicio y para eso sí es necesario un monitoreo de la presencia de la institución en la web social. Las lecturas que hemos leído están orientadas a la estrategia empresarial, lo que serviría en nuestro entorno institucional: ¿qué dicen de nuestra biblioteca? ¿Alguna queja por el servicio? ¿Están todos contentos? ¿Qué podemos hacer?

El otro día, tras la clase presencial se comentó el caso de que Telefónica te hace más caso si te quejas por la web social que por los cauces “normales” ¿Las bibliotecas tienen que actuar igual?

Me estoy extendiendo mucho, pero tengo que decir algo sobre la práctica del monitoreo: Los blogs que elegí en su momento para seguirlos, confiada en que me iban a dar juego, no han publicado nada en estos meses. A pesar de ello, en el próximo post presentaré el monitoreo (y encima no hay personas). No, no he elegido SEDIC, que varios compañeros lo han hecho.


¿Me corto las venas o me las dejo largas?

Como suelo escarmentar en cabeza ajena (a veces), he visto los varios tuits de hermanos en Websoc que tenemos WordPress y no había manera de poner Google Analytics… Así que ni lo he intentado. Veo un bonito mensaje de otra compañera diciendo que GetClicky funciona en WordPress y ahí me lanzo… Ah, ¡¡qué ingenua eres, Ramírez, en este proceloso mundo!!

Al principio todo bien… Relleno todo lo rellenable del formulario (no me piden el telf., ¡estupendo!) y me indican. Mira a ver si WordPress está en los “plugins”. Miro, está. Pincho.

Pues va a ser que no, porque es para WordPress.org y yo tengo .com. Que hay que hacerlo manual. A estas alturas del partido, no sé dónde está el código para meter la aplicación manualmente no javascript. Me reboto y como ya es tarde y mañana hay que madrugar, tomo el camino de enmedio y me borro de GetClicky completamente. Lo volveré a intentar, desde luego. Pero no hoy.

 

Al menos, el famoso test de autoevaluación no ha sido la debacle que esperaba por los comentarios de los compañeros. Pero eso sí, lo de los desplegables, muy agobiante.


Es de sabios rectificar…. Superlibrarian comes to my rescue!!

Pues eso, como Eva me ha apremiado a poner mis fuentes, acá van… Y por eso aquí está el artículo (en la parte final “Information added after the fact” es donde está la imagen de la superlibrarian).

Y para abundar en la cosa de la imagen bibliotecaria, un blog que me resulta divertido y a la par elegante…